Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El blog de Hector Grave

Manías y fijaciones

3 Septiembre 2009, 14:08pm

Publicado por Hector Grave

Manías y fijaciones


Ha habido días en los que pienso que quizá algo no esté bien. Tengo un paquetito de fijaciones mentales menores con las que vivo diario, sin embargo a veces siento cómo se apoderan de mi y me llevan a extremos obscuros y divertidos por irracionales. Creo fielmente que todos tenemos nuestra lista de manías, la pequeña diferencia es que yo sé a ciencia cierta que la mía es más larga que la de la mayoría...es decir, tengo más manías que el sujeto promedio. Adrianita ha probado ser una guerrera valiente combatiendo todas mis monerías y aunque la mayoría de las veces triunfa, muy por debajo yo se que no gana guerras sino batallas. Me preocupa en lo que me convertiré cuando tenga 70, si Dios me da licencia. En fin. Para muestra de mis pequeñas fijaciones, una probadita:


La toalla del baño
Al terminar de bañarme, sin mencionar el sagrado ritual, surge la necesidad de colgar la toalla en su lugar. Mis toallas, si es que van colgadas del marco de la regadera o de un buen toallero horizontal deben de estar perfectamente "cuadradas" en ambos extremos. Es decir: si cuelgas tu toalla en el marco de aluminio de la regadera, la mitad visible de un lado debe de ser igual en superficie a la mitad visible del otro y las esquinas deben coincidir. Cuando veo gente que nada más la avienta y la deja sin forma, colgada de las maneras mas extrañas, me dan ganas de arrancarme el cabello y si tengo oportunidad de inmediato corrijo esa aberración de la naturaleza. ¿Cómo puede dormir esa gente sabiendo que sus toallas están aventadotas así nomás?

Los zapatos
Los zapatos tienen un orden natural. Si no los estás usando no importa, deben de manter su orden natural. Me encabrona sobremanera pasar por el closet y ver mis zapatos al revéz: con las puntas "viendo hacia afuera". No puedo continuar. Me tengo que detener y enderezarlos. El derecho va del lado derecho y el izquierdo va del lado izquierdo. ¿Zapatos volteados en el closet con la suela hacia arriba? Imposible.

Limpio por dentro y por fuera
Siempre me lavo los dientes antes de bañarme. Siempre. Si no lo hago me siento tan sucio mientras me baño que nomás no obtengo esa satisfacción de comercial de "Zest" que siento al salir de la regadera todos los días: fresco, limpio y vigoroso. No me baño si no me he lavado los dientes. Y ya.

Hasta el fondo
Beber hasta la última gota de tu bebida debería de ser mandatorio. Cuando estoy en restaurantes o bares y veo cómo la gente declara haber "terminado" con su vaso o simplemente ordenar otra bebida y permitir que el mesero se lleve la anterior con líquido bueno y útil dentro simplemente me molesta. ¿Por qué no se lo terminan maldita sea? La próxima vez que vayamos a un bar o restaurante no te darás cuenta, pero estaré vigilando lo que te tomas y si es que terminas. Llevo haciéndolo años, ¿no te habías dado cuenta? 

La taza de expresso
El café expresso para mi es cosa seria. Si me lo dan en taza sobre un platito y con cuchara, antes de comenzar debo de alinear la oreja de mi taza con mi mano derecha y la cuchara va en el plato en paralelo a la oreja de la taza. Una vez dispuesto el orden correcto, lo miro con amor como diciendole con dulzura a mi café que "quiero con él" y con satisfacción me lo bebo.

El placer de leer
Esto no es tan extraño, de hecho creo que sin problema alguno la mitad de los caballeros del planeta tierra lo hacen y un porcentaje indeterminado de mujeres que nunca estarán dispuestas a admitirlo por alguna razón también. Leer en el baño es tan necesario que incluso cuando ya no hay nada que leer empieza uno a buscar lo que sea con tal de llevarlo a la práctica. Así a veces termina uno leyendo los ingredientes del Shampoo, las maravillosas propiedades de la Colgate Total o bien, como es mi caso, aprendiendo de memoría la Política de Calidad de la empresa a fuerza de repetición. Conmigo esto de leer en el baño agarra un "twist" cuando a veces descubro que me metí a sentarme en el baño a leer y no necesariamente a lo que se supone que iba para empezar...docenas de veces me he levantado como si nada, pero con el gusto de haber pasado unas buenas páginas de mi libro en turno.

Trastornos del sueño
Terrible situación tratar de recordar algo que sabes que tienes archivado por ahí en tu mente y que nomás no sale porque el método de archivo es peor que el de la Notaría Parroquial (la que quieras). A mi me tiende a suceder cuando estoy a punto de dormir, con los ojos cerrados, ya volando al bello país del sueño, para volver a la tierra de golpe con agitación por un recuerdo irrelevante que no viene al caso, pero que tienes que recordar. Así me he levantado en la madrugada a ver CD's para recordar nombres de canciones, integrantes de bandas musicales, a hojear el Larousse para ver cómo se escribe una palabra o a ver Wikipedia para ver con certeza el nombre de alguna figura pública. Si no lo hago no duermo. Sospecho que me puede durar días, pero nunca he tenido el valor de hacerlo, quizá pueda enloquecer. Cuando esto me pasa me sale una paranoia espantosa donde pienso: ¿Cómo sería la vida si nunca lo recuerdo? ¿Podré vivir así, siempre queriendo recordar y nunca poder? ¡Qué miedo!


Hay por otro lado un paquete de manías que me son no solo ajenas, sino incomprensibles. Como buen maníaco la gente que tiene estas OTRAS manías me parece absurda y ridícula. Veamos unas cuantas que me vienen a la mente:

 


El desodorante

Hay gente que insiste en ponerse el desodorante después de puesta la camisa. Si es de estos blancos de barra PEOR: lo más probable es que terminen con unas líneas blancas extrañísimas en los costados de la ropa. Si por otro lado usan "spray", la distancia NUNCA será la adecuada para ponerselo, lo que provoca que se lo pongan y empiecen su día recién bañados y con la bisagra húmeda....¡Qué incómodo!

Sueños Fríos
He visto personas que duermen con el cobertor hasta el cuello simulando una oruga en capullo y con el ventilador prendido a toda potencia: al mismo tiempo. ¿Qué clase de trastorno padecen estas personas que si no sienten verdadero frío son incapaces de descansar? Digo, ¿no sería mejor apagar el ventilador y encuerarse un poquito para dormir con libertad? Nada como ser "libre" en el sueño.

La sal

Conozco gente que no empieza a comer sin haberle puesto sal a la comida. Esto no solo me parece digno del psiquiatria, sino que me parece ofensivo para el que cocina. ¿Qué prejuicio te puede llevar a asumir que la comida está insípida? Cuando estas personas se dan cuenta que las miras con oprobio (siempre quize escribir esta palabra) se justifican con alguna babosada: "Es que yo soy muy insípido..." o bien "Ya le conozco el sazón y siempre le falta una pizca de sal.."


Qué gente tan enferma...


Héctor Daniel


Comentar este post

Gaby Gonzalez 10/07/2009 17:45


Pffffffffff la toalla, la taza y el no poder dormir hasta recordar algo... No te sientas tan extranio, tengo muuuuuuuuchas mas aparte de esas, algunas ya las sabes, otras tantas algun dia te las
contare... Yoohoo!!! Cuando menos no soy la unica... jijijijiji :0]


Leo 09/09/2009 19:19

No manches carnal, sabia que tenias tus manias, pero realmente estas dañado!!!! :)

se que te vale madres y te parece algo inouco en este momento de tu vida, pero la flexibilidad y adaptatibilidad son lo mas sano para la mente, obvio no estoy buscando alecturarte, mas bien compartirte mi auto terapia...

en fin, estuvo divertido ver tu locura y a mi tambien me patea las pelotiñas lo de la gente que "no se acaba" las bebidas y dicen que si y la gente que le pone sal sistematicamente a la comida (i.e. bubu!)

Y tambien deberias de ver como dejo mis toallas :) te das un tiro!