Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El blog de Hector Grave

Crece Mateo

22 Septiembre 2009, 16:14pm

Publicado por Hector Grave

Crece Mateo

 

 

Te regalo hijo esta carta que te escribí con todo el orgullo de ser padre, y con todo el amor que solo se le puede dar a un hijo:

 

Crece Mateo. Me gusta verte crecer y aprender. Es increíble cómo has cambiado. Caminas por la casa muy dueño del territorio. Gustas de un par de rincones para sentarte y jugar muy quieto. Bebes tu leche en vaso entrenador: como niño grande que eres ya no usas “bibis” desde hace un par de meses. Los chupones no los extrañas, en cambio gustas de morder tus Mega Blocks para calmar tus ansiedades de bebé. En las tardes cuando llego de trabajar desde la cochera te saludo: “Holaaaaa” a lo que desde dentro de la casa reaccionas hablándome: “¡PA! ¡PAPA! ¡PA! ¡PA!”. Cuando finalmente subo la escalera a encontrarte, el gusto y la felicidad tienen expresión y rostro. Se llama Mateo. Se llama Héctor. Me siento pleno cuando mi sola presencia basta para hacerte felíz. Seguirás creciendo y llegará un día donde, poco a poco más en calidad de “iguales”, me consideres incapaz de comprenderte a ti y al mundo…pero mientras eso sucede, me dedico a vivir tus días a plenitud. Seguirás creciendo.

 

Cuando seas mayorcito irás a la escuela. Creo que te va a gustar mucho y no creo que vayas a llorar el primer día. Eres sociable e independiente y además te entusiasman mucho los otros niños, tanto como para correr detrás de ellos y dejar a papá colgado corriendo detrás de ti en el parque. Cuando aprendas a leer, y si te gustan los libros como a mí, te los regalo todos, son para ti. Ahí hay experiencia, conocimiento, aventuras, magia, terror, romance y pasión también. Para todo hay edad, ya lo verás. Si no te gustan las letras como a mí, no importa. Sigue tu instinto y define tu gusto. Síguelo. Todos los hombres necesitan de mundo. Encuentra tu elemento nada más. No es difícil, notarás que cuando lo encuentres te sentirás bien y más cómodo que nunca. ¿Serán los números? ¿La música? ¿Las imágenes y el color? ¿La ciencia natural? Sea lo que sea, hazlo, pero que sea tu gusto. No tendrás que ser brillante en nada forzosamente, es el amor por las cosas lo que te hace grande, no el talento natural que puedas o no tener.

 

Conocerás muchos amigos, tu carácter se prestará para eso. Cuídalos y respétalos, los amigos son un tesoro para la vida. Dales su lugar, juega con ellos, ayúdales y deja que te ayuden, es con ellos donde muchas veces se verá tu verdadera valía. Se leal, nunca los traiciones. Verás que a veces son tu familia, compañeros de aventura, confidentes y apoyo al mismo tiempo. Correspóndeles y siempre, siempre se disponible para ellos. Si la vida los lleva por diferentes caminos, no importa. Al final ahí estarán contigo.

 

Cuando dejes de ser niño y comiences a ser joven, verás la vida como un inmenso campo abierto para ser recorrido y explorado. Camínalo todo, corre cuanto quieras y hasta donde quieras, pero nunca con desenfreno irresponsable. Disfrútalo todo y vívelo, no te arrepientas de no haber hecho, mejor aprende y comprende que no debiste hacer, pero con prudencia. Cuida de ti y de los tuyos. Los grandes hombres reconocen el peligro y calculan los riesgos no solo para si mismos, sino para todos los que les rodean. Se conciente de las implicaciones y asume tu responsabilidad con orgullo y valor en la victoria, pero sobre todo en la derrota. Vive, será en esta etapa donde definas el hombre que serás hasta el fin. Vas a llorar, pero al final siempre verás que nunca fue tan serio como pensabas. Si conoces una niña que te guste y admires, acércate y se tú mismo. Si te acepta es su ganancia, y si no, será su pérdida. Si alguien no te aceptara por cualquier circunstancia, está bien. No debe uno preocuparse por encajar con todos. Es más importante que no te traiciones a buscar el reconocimiento de quien no te merece. Quiérete. Date tu lugar.

 

Si te gradúas de una Universidad, espero estar ahí para verte hecho un hombre listo para el mundo. Puede darte miedo crecer en este punto, pero no tienes nada de que preocuparte. Detrás de ti estaré yo, aunque no lo sepas o no me veas. No lo puedo evitar, soy tu padre. Escoger una profesión es más fácil de lo que parece, lo único que hay que hacer es ser honesto con tu gusto y tu corazón. Si lo eres, las decisiones se irán dando de manera natural y recorrerás tus primeros pasos profesionales sin contratiempos. Déjate llevar. Cuando haya un cruce de caminos, sigue tus instintos. Verás que nunca se equivocan. El camino más sencillo o el más rico o el más intenso no es necesariamente el mejor. El mejor será el que tu corazón te diga. Así de fácil, solo hay que dejarlo suceder. Al final vas a llegar. ¿A dónde? No lo se, eso es lo divertido de vivir.

 

Si algún día formas familia, estarás justo donde me encuentro yo: en los cuernos de la luna. Se bueno con tu mujer, respétala siempre y dale su lugar. Ella se debe a ti, pero por sobre todo eres TÚ quien te debes a ella. Serás tan grande como tu mujer lo sea. Escoge una compañera para toda la vida. Recuerda esto: una verdadera mujer todo lo da, lo menos que puedes hacer es darle todo también…y un poquito más.

 

Sigue creciendo Mateo, para verte al final de mi vida como un hombre pleno, hecho, un hombre de bien y para bien. Tengo un conflicto porque secretamente pienso e imagino que ojala no crecieras más hijo, para que siempre me necesitases y mi sola llegada a la casa fuese suficiente para iluminar tu vida, y sobre todo: la mía. Sonrío al pensarlo. Perdón. Tan solo soy tu papá.

 

Es buena la vida. Gracias Adriana. Gracias Dios. ¡Gracias Mateo!

 

 

 

Héctor Daniel

Comentar este post

Alborada 11/15/2009 16:09


Conozco de este sentimiento Héctor, perfectamente, pues yo también estoy en una etapa en la que mi hijo es mi amigo, pues lo tuve joven pero es mi motivación constante.
Qué lindo que le escribas esta carta llena de sentimiento, sobre todo que estoy segura que algún día topará con ella, mi hijo lo hizo con las mías, las mismas que tengo también en mi blog, por si
gustes dar un paseo por allí, te dejo los links y muchos cariños y éxitos para que sigas siendo el mejor papi...

http://palabrasdelsilencio.over-blog.es/article-31105480.html

http://palabrasdelsilencio.over-blog.es/article-34056462.html

http://palabrasdelsilencio.over-blog.es/article-35934075.html


Lilí Rodríguez Balladares 09/23/2009 17:29


Muy bello,Héctor,cultiva desde ya esa relación valiosa,que tanta sastifacción nos da a nosotros los padres.Yo ya estoy en esa etapa en que mis hijos me tratan cómo su "igual,y piensan que no los
comprendo",ja,ja.Sin embargo es bueno ver que confían en mí y yo puedo confiar en ellos.Así pasará en tu caso,porque cumples perfectamente tu papel de padre.¡Saludos!