Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
El blog de Hector Grave

Posts con #pensamiento

De Compras

2 Septiembre 2011, 13:26pm

Publicado por Hector Grave

De Compras

 

 

El arte de ir y hacer compras nos pasa comúnmente inadvertido al tratarse muchas veces de algo tan cotidiano como amarrarse los zapatos o ir a la tintorería. Sin embargo hay todo un ritual detrás del proceso. A diferencia de lo que alega la inmensa mayoría de los hombres del mundo civilizado: a mí me fascina ir de compras. Me gusta recorrer pasillos. Me da como “gustito” el poder seleccionar entre toda el universo de oferta existente. Me satisface sentir que proveo. Pero todo esto es quizá material para otra nota, en este momento quiero compartirles mi experiencia y observación del proceso de compras. Veamos:

 

 

EL SUPERMERCADO

 

Ir al súper es de lo más trivial e irrelevante del mundo y sin embargo suceden cosas maravillosas dignas de mencionarse. Hay gente para la que ir al súper es como ir a poner gasolina – un mal necesario, una pérdida de tiempo y un pretexto perfecto para sentirse estafado y rehén constante de la estafa al mismo tiempo. No para mí ni para muchos otros compradores que según se puede apreciar en sus carritos y expresiones también le meten disfrute e intensidad.

 

 

Instrucciones Para Comprar Melones

 

La fruta y la verdura tienen su chiste. Parece fácil escogerla, pero hay cosas que la verdad son un arte ancestral como escoger melones y papayas maduras. ¿Cómo carajos se escoge un pinche melón maduro? Todos se ven iguales y si son chinos: peor. No se ponen de otro color, no se ponen visiblemente blandos, no nada. Veo que hay gente que luce muy versada en estos temas y los agarra y los aprieta de los lados como checándoles la presión. Después de ver esto varias veces y al verme en la necesidad de escoger uno, me le acerqué a una señora de estas que evidentemente van a misa todos los días y luego hacen sus compras del día:

 

 

- Su servidor perdido en la sección de frutas y verduras: “Señora, muy buenas tardes. Usted disculpe: quiero escoger un melón, pero no sé cómo saber si está bueno o no. ¿Me podría ayudar para aprender?”

 

- Señora dulce y amable muy buena para escoger melones: “¡Sí claro! Mira: lo agarras y lo revisas para ver que no esté muy duro, pero tampoco muy blando. Así” (y hace eso que hacen los que saben con el melón en las manos) ¿Ya viste?”

 

- Su Servidor haciendo gesto de que comprende perfectamente: “¡Sí! Ya veo…¡GRACIAS!”

 

- Señora dulce y amable buena para escoger melones: “De nada joven”

 

 

Pinche vieja. Debe de ser la explicación más pendeja que he recibido en mi vida. Mejor me hubiera dicho que el proceso era escogerlo “ni muy redondo ni muy ovalado” y hubiera estado más claro. Le terminé de agradecer con una sonrisa dulce y me llevé el melón que estaba en mis manos mentando madres por lo bajo.

 

Actualmente hago toda la faramalla de saber lo que hago con los melones en mis manos con cara de verdadero profesional para apantallar y sentirme menos pendejo haciéndolo. Por supuesto que a nadie le importa más que a mí.

 

Adrianita la Reina del Mega me aplicó una todavía mejor hace unos días. Comíamos papaya y no pude más que comentar lo buena que estaba. Me miró con una sonrisa y brillo de travesura en los ojos diciéndome que ella la había escogido personalmente….a lo que respondí con un “Ni madres, le dijiste al güey del súper que acomoda las papayas que te escogiera una”. Se moría de risa al verse descubierta.

 

 

Las Rudas del Jamón

 

El jamón y las carnes frías en cambio tienen otro tenor. Es lo más parecido al mercado tradicional, con mujeres de mediana edad con cofias y mandiles mostrando las marcas a promover. Gritan y atienden con gusto y prontitud, pero siempre en un tono donde uno no sabe si simplemente están hasta la madre de estar ahí o si son buena onda pero del club de ¡las rudas, las rudas, las rudaaaaas!

 

 

- La Ruda del Jamón (gritando): ¿QUIEN SIGUEEEE?

- Su Servidor seguro de lo que quiere comprar: “¡Yo! ¡Un kilo de jamón de pavo natural del Corona por favor!

- La Ruda del Jamón contra atacando: “¿NO QUIERE MEJOR PROBAR EL JAMON DE PAVO MARCA “EL EMBUTIDO FELIZ” LIGHT CON ALFA, BETA Y OMEGA 3 BAJO EN SALES Y GRASAS ANIMALES Y ENRIQUECIDO CON MINERALES?

- Su Servidor seguro de lo que quería comprar acorralado: “Err…bueno…sí…una probadita”

 

 

Siempre acabo comprando lo que me ofrecen las Rudas del Jamón para no disgustarlas, no vaya a ser. Además a viejas gritonas y rudas que manejan rebanadoras afiladas no creo que sea muy buena idea molestarlas. Sí, soy un cliente consumidor de jamón inseguro y blandengue. Me molesta además que el maldito jamón ahora pretenda ser “saludable”. Como que se le va el encanto.

 

 

 

Lácteos que no lo son Tanto

 

Comprar leche pasó de ser un trámite merendero a un verdadero ejercicio de toma de decisiones. Hay que escoger entre marcas, leche entera, semidescremada, descremada, semidescremada light, deslactosada, deslactosada light, con Omega 3 para lo que sea que sirva el Omega 3, con extra calcio para fortalecer los huesos y hasta con “probióticos” que supongo ha de ser alguna bacteria benigna de esas que cultivan los que fabrican el Yakult y que nadie sabemos exactamente qué hacen pero todos sabemos que son buena onda. Uff. De plano yo ya entro al pasillo donde está la leche para localizar la que siempre compro e ignoro todas las demás a mi alrededor porque no vaya a ser que me comience a cuestionar si “necesito” alguna otra y me confunda. Deslactosada por supuesto. Hace 10 años que no digiero la estúpida lactosa. Antes de no poder digerirla ni siquiera sabía que existía (suspiro). Ahora cada que tomo leche no puedo más que cuestionarme si en verdad es leche o alguna emulsión de laboratorio que simula serlo para que gente como yo pueda sentir que la bebe. I feel old.

 

 

Cereal Mañanero

 

En los ochentas crecí con Snacks de Kellogg’s (con una rana con cachucha de mascota en la caja) y con los Corn Pops del vaquerito. Los primeros dejaron de existir en algún momento indeterminado y se suman a la lista de productos nostálgicos que se fueron para nunca más volver como el “Milo”, el “Licuado Instante” y el “Super Punk” y de la que recientemente volvieron las “Pizzerolas” redondas como el dios de la botana manda. Ahora existen aún los Corn Pops pero sin el vaquero amigable y veo con tristeza que estos cereales han dejado de interesarme para ahora voltear a ver con buenos ojos toda clase de productos para niña como lo son el Special K, el Raisin Bran y el Fitness. Maldito marketing, me tiene tenso cada que agarro una caja de estos cereales con dignidad ensayada. Por cierto: en mi vida he visto un cereal que los de Marketing quieren asociar con los hombres. ¿Existirá? Cuando exista lo compraré con satisfacción masculina y pondré cara de hombre rudo cuando lo meta en mi carrito del súper junto a mi leche deslactosada….

 

 

ROPA Y ACCESORIOS

 

No lo puedo evitar. Me enfilo directamente al cliché del proceso del hombre vs. el de la mujer. Advertidos están: luego no quiero denuncias desgarradoras en mi blog o en facebook que si soy un sexista o algo peor. No lo soy, pero advertidos están.

 

 

La Compra de Zapatos

 

El tema no es si las mujeres compran muchos zapatos y los hombres no, o si los compran y no los usan sino lo siguiente que realmente he observado en estos años de bello matrimonio:

 

Cuando yo voy a comprar zapatos busco unos versátiles – negros o cafés – para usarlos tanto a diario en la oficina como quizá en algún evento formal. Uno o dos pares bastan, hasta que se acaben y luego comprar otros. No llego con nada en mente, salvo la más general de las ideas del tipo de: “Necesito unos zapatos negros”. PUNTO. En mi proceso de compra lo más fundamental es el color, la comodidad y la versatilidad, no necesariamente en ese orden. La mitad de los zapatos de la tienda cumplen normalmente con esta característica. Tiempo estimado de compra: 30 minutos.

 

Cuando una mujer va a comprar unos zapatos, va con una fotografía mental de lo que ella cree que quiere tanto en tono como estilo ya sea porque los vio en alguna revista o bien porque se los imaginó y así como los imagina irían PERFECTOS con un vestido colgado en el clóset y que es opción para el evento del fin de semana. Llegan con todo esto en mente a declarar en las zapaterías sin decirlo un: “Necesito unos zapatos, pero no sé exactamente cuáles y ni siquiera sé si existen, así que tengo que verlos TODOS”. Y te la cumplen. En la escala de valor el que estén cómodos ocupa más o menos el lugar 36, por debajo de variables más importantes como lo son el color y tonalidad, algún detalle invisible para el ser humano promedio que combina con la bolsa y el hecho de que alguna artista como Fergie recientemente haya sido vista con unos muy parecidos. Tiempo estimado de compra: 186 minutos…más menos 54.

 

 

La Compra de Ropa Interior

 

En el hombre: necesito calzones. Marca y talla ubicadísimas. Voy, recojo uno, miro el precio y si me parece justo recojo otros 5 o 6 iguales, me enfilo a la caja. Blanco de preferencia, si no de colores sólidos. Pago. Me largo.

 

En la mujer: necesito ropa interior. Se lo que normalmente uso, pero siento que últimamente me veo fea en ellos. Voy a ver si encuentro algo que me haga redescubrir mi belleza y me haga sentir bonita y a lo mejor ver cuáles son las tendencias de la siguiente temporada. ¡Oh, estos están divinos! Me encanta el detalle de la etiqueta y el color fiuccia de Victoria’s Secret es el MEJOR fiuccia que jamás he visto. Pero no sé…¿no será que necesito mejor otro color?....

 

 

It goes on, and on, and on….

 

Replicar a su gusto sustituyendo las prendas.

 

 

 

Avancemos, si no me voy a quedar ciclado aquí con 30 páginas de más o menos lo mismo.

 

 

 

LA COMPRA NAVIDEÑA

 

Nada como decir “te quiero” al regalar un obsequio genérico de Navidad. ¿Qué cómo es un obsequio genérico de Navidad? Es fácil: se trata de un obsequio que sin importar lo que cueste o haya costado a todas luces grita que la verdad no sabías que chingados comprar. La lista es larga pero incluye lo siguiente:

 

 

- Unos lentes obscuros para la esposa – de marca, claro está

 

- Un libro para la suegra – de intriga o romance (por cierto: evitar temas como sectas extrañas o referencias esotéricas. Atte: La Voz de La Experiencia)

 

- La cartera de piel estándar para el cuñado

 

- El libro de arquitectura para tu hermano el arquitecto

 

- Una botella de Ron Bacardi o similar para el compadre – con un moño

 

- Galletas para la abuela  (que a lo mejor dejó de comerlas hace 20 años cuando le descubrieron un indicio de hipoglucemia en los 70’s)

 

- Un CD de Alejandro Fernández o de Luis Miguel para la cuñada o hermana que aunque le dices “romántica”, por lo bajo piensas que es cursi y cliché.

 

- Unos chocolates Turín para las personas que nunca recuerdas y naturalmente olvidaste

 

 

El error más grande en este concepto es tener tres hermanos y comprarles LO MISMO pero de diferente color y talla. Nada como decirles que los amas a pesar de que para ti evidentemente son genéricos e intercambiables.

 

Por otro lado hay personas que salen de compras navideñas con la preocupación de que el destinatario del regalo vaya a “usarlo”. ¿Por qué es importante que me preocupe que se use? Si a esas vamos entonces los regalos se degradarían a máquinas de afeitar para tu hermano el “tengo barba cerrada desde que tengo 12” o bien a camisetas blancas y calzones Rimbros.

 

En mi caso los mejores regalos no son los que se van a “usar”, sino los que dicen: realmente me tomé el tiempo de buscar algo para ti. El mejor ejemplo lo han sido mis muy queridos suegros recientemente, volándose la barda con obsequios PERFECTOS para un servidor como lo fueron unos shorts para correr o bien unos pantalones Columbia para la pesca. Ah, y por cierto: por supuesto que los uso.

 

Atendiendo esta misma línea trato de ser consistente también en lo que yo regalo y aunque no siempre triunfo e aquí unos ejemplos de los que me siento realmente orgulloso:

 

 

- Un “Nivel Láser” de Black and Decker que por medio de una línea láser roja te permite ver si una línea esta chueca o derecha para mi hermano el Arquitecto Curioso. Especialmente útil para colgar cuadros derechos y para poner lozas de piso de forma correcta. Así la siguiente vez que tenga que instalar lozas del piso a mano una por una tendrá justo la herramienta necesaria… por supuesto que no lo usa, pero está simpaticón. Además su expresión ingeniosa al abrirlo y descubrir de lo que se trataba no tuvo precio.

 

- Un Mini Mouse Óptico para mi hermano el Ingeniero Viajero, para decirle que ya no tiene que cargar con su mouse de 50 grs como exceso de equipaje ahora que ya tiene su mini mouse de 20 grs…lo que le permite ocupar esos 30 grs restantes de peso en su equipaje en otras cosas más útiles. Poco importa que las manos de mi hermano el Ingeniero  sean de tales dimensiones que el forzarlo a utilizar un estúpido mini mouse le acelere el mal del túnel carpiano. Pero mi hermano seguramente pensó conmovido que yo pensé en él….

 

- Un artefacto de bolsillo extrañísimo que te permite aproximar la distancia de tu tiro destino en un Campo de Golf para mi Suegro el Ingeniero Golfista. La simple noción de tener un mecanismo ingenioso para semejante tarea le causó gracia. Por supuesto que su uso es tan viable como el intentar usar la brújula del carro para llegar a Manzanillo sin conocer el camino, pero eso es lo de menos.

 

- Una cobijita muy aborregada para la Madre Friolenta: porque nada le dice a tu madre que ya se ha convertido en una señora de edad de esas que colecciona cobijitas como regalarle una cobijita extra suave y extra caliente para ver la tele por las tardes (color verde pistache).

 

 

Todos estos regalos dicen “¡te quiero!” por menos de $25 dólares cada uno. ¿Soy o no soy un genio?

 

:D

 

 

Héctor Daniel

 

 

 

 

 

 

Ver comentarios

1 2 3 4 5 6 7 > >>